Archive

Please reload

Tags

Please reload

Vivir y dejar vivir...

23-Nov-2017

 

 

Vivir y dejar vivir - Vivir, es sentir y apreciar cada regalo que nos da el universo desde que abrimos los ojos cada mañana. Es sentir en nuestro rostro la suave y tibia brisa mientras jugamos con las hojas caídas de los árboles en un día otoñal. Es disfrutar del agua que rueda por nuestras mejillas en un lluvioso día de invierno. Es apreciar nuestras huellas en la nieve mientras caminamos hacia una nueva experiencia. Es tomarnos unos minutos, cerrar los ojos, y oler las flores en la primavera. Es sentirnos parte del mundo y no luchar contra él.

 

Vivir, es mucho más que estudiar para ser un profesional,que trabajar para ganar dinero, el tener una casa y vacaciones, casarnos y tener hijos, llegando finalmente a la vejez y esperar el morir. Es sentirnos vivos cada día de nuestra vida. Es tomarnos el tiempo para descubrir quiénes somos, lo que queremos y lo que somos capaces de hacer. 

Vivir, es no ser quien nos dicen que “debemos ser”. Porque no intentarlo?, tal vez nos llevemos  la sorpresa de nuestra vida!

 

Vivir, es extender nuestras alas,ampliar nuestros horizontes y sentir que nuestro corazon late de emocion.. Paremos de vivir los suenos frustrados de otros y  comencemos a perseguir los nuestros. Talvez no contemos con el apoyo de los que estan a nuestro lado, pero recuerda que somo nosotros quienes tenemos que estar seguros de lo que queremos, no los demas.

 

Muchas veces  no tenemos la valentia de cambiar porque el ser como los demás nos permite ser aceptados. Tememos al fracaso; aunque este solo existe cuando no se intenta nada nuevo, ya que nunca sabrás si lo hubieras conseguido. Tememos el que los otros nos vean como realmente somos y nos quedemos solos. Sin embargo, fingir ser quien no somos es otra manera de estar solos porque a los demás los podemos engañar, pero no a nosotros mismos.

 

Vivir es el aqui y  el ahora. El pasado nos dio la oportunidad de aprender algo, pero ya ha pasado. El futuro nos motiva pero no existe. El presente es nuestra realidad. Dejemos de soñar despiertos y vivamos el momento. Seamos valientes y tomemos las riendas de nuestra existencia. No malgastemos nuestro hermoso presente queriendo algo que no sabemos si llegara en un "futuro"; o trabajando para algo que no sabemos si podremos disfrutar. Dejemos de lado nuestras malas experiencias y recuerdos, quedándonos solo con la lección aprendida, para forjar un mejor presente.

 

La vida no se basa en manipular las circunstancias para que todo salga como queremos. 

Es el aprender a caminar con el paso del tiempo y darle pequeños matices de color a lo que pueda verse gris.

 La Vida es como una paleta de colores, llena de probabilidades y diferentes combinaciones. 

No escojamos solo un color, disfrutemos de la variedad y hagamos de nuestra existencia un arco iris.

 

 

Todos tenemos el derecho a equivocarnos alguna vez, la vida es un constante aprendizaje. Sin embargo, cometer dos veces el mismo error o seguir en el cuándo sabemos que existen otras posibilidades, es temor. Este temor proviene de nuestros condicionamientos que evitan que encontremos la información que nos puede liberar. 

 

Seguiremos siendo como un pájaro en una jaula con las puertas abiertas, pero que tristemente, no sabe cómo volar.

 

Dejar Vivir,  es algo que podemos ofrecer a los demas solo si hemos trabajado en el desarrollo del Amor propio. Si somos capaces de sentir por nosotros mismos un amor sincero, tranquilo, leal y sin ataduras internas, entonces sabremos lo que es y se lo brindaremos a los que nos rodean.  

 

A menudo confundimos el amor con el control y las necesidades personales. Cuando tenemos una pareja ponemos en ella todos nuestros temores y la obligamos a cambiar para que sacie nuestras necesidades. Le decimos lo que es “bueno” para nosotros desde nuestro dudas y manipulación. El problema comienza cuando él o ella trata de ser como realmente es. Cuando se sienten cansados de cargar con nuestras frustraciones y exigencias. Es entonces cuando sentimos  que perdemos el control de la situación y creemos que la otra persona ya no nos ama. Cuando en realidad solo está pidiendo el vivir libremente. Y no podemos olvidar que esa es la esencia del ser humano.

 

Dejar vivir implica el otorgar la libertad de recorrer su camino libremente a nuestra pareja, familia, amigos, hijos, y todas aquellas personas que realmente son  importantes de nuestro alrededor. Dejemos que cada persona y cada situación sea espontánea y mágica. 

 

Debemos ser capaces de ser felices por nosotros mismos sin poner en otros la enorme responsabilidad de nuestra felicidad. Si nuestra felicidad depende de otra persona, pobre de nosotros cuando esa persona no esté en nuestras vida!  y pobre de la otra persona que será calificada con adjetivos dolorosos e injustos cuando decida no ser nuestro “esclavo” por más tiempo..

 

Porque queremos correr antes de aprender a andar? Si tan solo aprendiéramos primero a ser felices con nosotros mismos todo seria diferente, mucho más fácil y sincero.

 

Dejar vivir  NO es saciar la sed de otro, es compartir la búsqueda del agua fresca y encontrar el manantial que nos brinde frescura a los dos. Es dejar que los sentimientos y cualidades individuales se expresen libremente sin poseerse el uno al otro. 

 

Imaginemos que tenemos  algo en nuestras manos o en  nuestra vida que es importante y significa mucho para nosotros. Si lo apretamos con fuerza por control o por temor a perderlo, en algún momento se romperá o morira ,y nos quedamos dolidos por su perdida. 

Jamás habremos apreciado ni su belleza ni su valor, nos habremos perdido el aprovechar lo que podíamos compartir por estar más pendientes de no dejarlo ir cuando en realidad nunca fue de nosotros, pues  nadie nos pertenece.

 

Lo más hermoso es dejar que todo en la vida sea como una flor en un jardín. Ellas crecen si les damos amor y les brindamos los cuidados necesarios sin interrumpir su crecimiento y desarrollo natural. Cuando la flor se abre nos muestra  su belleza permitiendo que la apreciemos a través del paso del tiempo sin ninguna manipulación. Su raíz no se mueve y está donde quiere estar porque allí puede mostrarse tal y como es. Se siente libre y al lado de quien le ayudó a crecer. Eso es en esencia el verdadero Amor...

 

Vivir y dejar vivir está muy relacionado con nuestra libertad interior. Entre más nos conocemos, más libres somos. Entre más nos valoramos, más nos queremos a nosotros mismos. Entre más nos queremos a nosotros mismos, menos  utilizamos a otra persona para ser feliz, porque en definitiva, ya lo somos.  

 

 

Please reload

Recent Posts

December 23, 2017

November 23, 2017

Please reload

©2007 AMASANA YOGA

Lanzarote